Lágrimas De Luna. Capítulo 21 (Segunda Parte)

Hola  ¿cómo  están?  Les  deseo  un  genial  feriado y   les mando  este  fragmento de  mi novela.


Capítulo  21 

Lin  pidió    ver  a  Meche  a  solas. Luego  fueron al  jardín. Llamó  a Vanora  y  después a Helmunt a un rincón aparte.  Sebastián   volvió a  cerrar  los  ojos  como  si   luego  de primer  sorbo de  sangre se    hubiera rendido.    Ana y  Luke  los miraban preocupados ,  sin poder  resistir  el medio elfo preguntó.
— ¿Pasa algo?  ¿Puedo ayudar?
—Sigue  dando  tu sangre, mientras  los  adultos   tomamos  decisiones.
— Ándate  a la mierda.  Pedazo  de  hijo de  p....
Lin  gruñó— Luke, sigue  con tu labor.
Helmunt  sonrió   y le  sacó la lengua. Vanora puso  los ojos  en blanco  —  No  es momento  para  berrinches.
Luke  hizo una mueca  y  trato que  el cuerpo  rígido de  Sebastián   tomará   sangre  con el mal presentimiento  que  era inútil.
Sebastián no sentía nada dejo  de  ver  a  Vanora  y  al resto  de personas  que estaba  en el hermoso invernadero. Pensó  en  Amelia ,  en  por  ella  desafiaría  a la misma  muerte y  pidió  a  dios  la  oportunidad  de  salvarla del monstruo  que la  raptó.   Nada  paso  solo la oscuridad   llenó  a  Sebastián  hasta que  él  lloró como un niño  sin  saber qué hacer.  Luego sintió  que  alguien metía  algo en su  boca  y  el  fuego  carcomió  su lengua, garganta  y  el resto  de su cuerpo.
Sebastián  grito   del  dolor pensó que  se  iba  a  quemar,  pero siguió bebiendo   deseoso  de   salvar  Amelia  sin importar   nada más.
El  fuego  se apagó poco  a poco y sintió  mucho  frío     la sangre ahora pudo identificar la sustancia de  repente  se  volvió  fría  viscosa  Sebastián quiso vomitar, pero  de nuevo pensó  en  Amelia.  El  frío lo atontó   y  sintió  que estaba  a punto  de  rendirse    solo tenía que  dejar  de  beber,  mas  siguió tomando  sabiendo  que era la única  oportunidad  de  volver  con su amor.  Sintió  que la  sangre  lo ahogaba  , sin embargo, no  dejo  de  tomar  su sabor  ácido y  podrido era más  horrible   que nunca ,  estaba  a punto de vomitar nuevamente.   Experimento dolores en todo su cuerpo su estómago protestaba, pero  siguió  bebiendo.  Hasta   que  todo cesó.   Le  dejaron de  alimentar  aún  débil abrió los  ojos   y  miró  a  Ana junto   a  doña  Caridad  y  don  Pedro .  Luke  lo  observaba más  alejado  un poco pálido.   
— Has pasado la  conversión , ya  eres un vampiro —  Dijo  Luke   acercándose  para comprobar el estado de  salud   de  Sebastián
Vanora junto  Lin,  Firond  y  Helmut también se aproximaron ninguno sonreía  más  bien  estaban preocupados.
—Esto todavía no  acaba   ven  Sebastián  tienes  que  hacer  un  último sacrificio para poder ayudar  al rescate  de  Amelia. Sin embargo,  sacrificaras algo más que tu alma  :tus ojos.  ¿Estarías  dispuesto  a  dejar  de ver  a  dejar  de pintar  por  salvar a  Amelia?
Sebastián tragó saliva, desde  siempre había  querido ser pintor. La  decisión era  fácil  lo supo en mismo instante  que   le  fue  formulada la pregunta. Con un nudo en la garganta se preparó para  responder a la princesa de plástico.
— Sí.
Fue  llevado  a  la   enfermería  junto  con Ana.




Ana tomó la mano de  Sebastián sin saber  qué  decir  o  más  bien como agradecer    el  sacrificio que  él iba a hacer por su hermana. Sebastián solo le sonrió  sin decir palabra. El silencio parecía ahogar   a  Ana.  Carraspeó para decir algo, pero  una mujer   rubia    le indicó que  saliera hacia la puerta.Ana  de  mala   gana  se  fue    mirando por  última  vez a  Sebastián.  Sin  creo   le  hizo un  gesto  la  mano  y le deseo  suerte.Iba   a marcharse  al corredor  cuando  oyó  al  curador,  cara de  ganso  discutir con otro  hombre y una mujer. — Si  hago esa operación se quedara  ciego.— Debe  haber una opción. Sebastián  debe  ir  conmigo a  rescatar  a  Amelia.La mujer   preguntó — ¿hay  algo que podamos hacer? Firond   se  frotó la cabeza  en busca  de una idea — Hay una opción, pero es  arriesgada. Una  vez  hice  algo parecido para  salvar a    una  niña.  Ella  ahora tiene   20 años  y está  bien .  Pero  si  fallo  Sebastián puede morir ¿ ustedes  deciden? — Hazlo. El doctor  cara de  ganso asintió y  con  voz apagada dijo —.   Voy  a utilizar  el mismo método. Espero que podamos  convencer a...Anna   observó  entrar  en la  habitación a dos hombres  muy altos el uno   tenía   el cabello largo  y de  color plateado  y  el  otro  negro.  Mientras que el hombre  rubio era musculoso  el otro   era  flaco   pero muy  atractivo.  Oyó  gritar  a   otro hombre — Tu idea  de ayuda es darle  la  sangre  de   Chatel.—  Sí   y no grites  en mi consultorio — Adremelech.Ana  se acercó sigilosamente para  ver  y oír  mejor.
Chatel  el hombre atractivo gesticuló con las manos  y parecía a punto de atacar.  —  No tengo   tiempo para    hacer obras  de  caridad.  Me encontré  a un  viejo enemigo    en este lugar   y  deseó matarlo.— ¿Con quién te  encontraste?—  No es  de  tu incumbencia,  tío  cosa. Córtate las  greñas —  Señaló   el largo cabello  del hombre   rubio. Un  hombre  también  rubio  de  bellos ojos azules  y  barba  gritó—  Chatel, eres  nuestra  única esperanza. Si queremos  salvar  a  Amelia y  destruir  a  Úvatar—  Entonces  están perdidos. Es mejor  que me apresure  si  se  va a acabar el mundo.La mujer  se  acercó a  Chatel  y le  tomo  de su  brazo  — Por lo menos  escúchelos monsieur.Chatel miró a la  bella  mujer  rubia.  — No  tengo  tiempo que perder. Sin  embargo,  por una sonrisa tuya  les doy  5   minutos. Vanora sonrió  con coquetería —Digan algo  útil o si no me  voy a  matar  a Naur.Seirim  se  puso pálido —  ¿  Dijiste Naur? Chatel puso los ojos  en blanco — Es por el pelo que no puedes  oír. — Deja en paz mi  cabello.  ¿Dónde  viste a  Naur? — ¿ Por qué  deseas   saber de  Nuar? — Contesta  Chatel.Chatel hizo  una mueca  y   caminó  a la  puerta  —.  Responde primero mi pregunta  o me  voy,  bestia peluda.Seirim   soltó  un  suspiro —. Debo matarla, es    la maestra de  Úvatar  y  si  logramos  vencerla encontraremos el  camino   para  vencer  a Úvatar.   Chatel miró a  Seirim su  semblante  se  volvió triste al  igual que su  voz —He intentado matarla por  más  de  tres mil años  Pensé que la  vencí  hace   1500 años, pero me equivoque.  Hoy la  vi   en el establo de los unicornios.  Atacaba   a    una muchacha su nombre  es  Heli.Firond   que estaba  callado  tomo  a  Chatel  por  la  chaqueta negra  de cuero y lo zarandeó  — ¿Qué hiciste a Heli?—¿ Qué  te pasa  solo le  salve  la  vida?   Chatel  sonrió  en forma lobuna y se alejó  de  Firond   — ¿  ella   era  la niña  a quien   salve la  vida hace  20  años?Seirim   preocupado  preguntó  — ¿  De qué hablan? ¿  Heli está  bien?— De nada — mintió  Firond.  —  La niña que  salvaste era una elfa  .  Heli es mestiza y es mi protegida.—  Heli se encuentra  bien, pero  debo  cazar  a  Naur  si me  disculpan  y  tal vez  ver  a  Heli  nuevamente   es  como  su nombre simplemente angelical.Adremelech detuvo a  Chatel  con  una pared  de hielo  —  Si deseas agradar  a  Heli ayudaras   en esta operación.  Heli quiere mucho a  Sebastián y a  Amelia los  aprecia como si fueran su  familia. Te agradecería si  supiera  que los  ayudaste.Chatel se aproximó   a   Firond  —  Lo haré,  les  ayudaré  solo  por  Heli. Tal  vez  consiga  un beso  suyo  de agradecimiento. Seirim  y  Firond  gritaron  a  Chatel    —  Aléjate  de ella.Chatel  solo sonrió prometiéndose   no  alejarse  de  Heli.  Si estaba  en lo cierto  .  Heli  era  muy  importante para  sus  fines.  Lástima que  tuviera que morir.—  ¿Quieren mi ayuda  o no?   — Ve  vamos  a preparar  la operación.Ana  se escondió  al  ver   salir    Firond  con  Chatel.



Esperó que les  guste  y les deseo un genial fin de semana